Buscar en la web

El Bosque de Oma

El Bosque de Oma

El proyecto de reubicación del Bosque de Oma marca un punto de referencia en la historia del arte contemporáneo. La transferencia del Bosque a su nueva ubicación ha sido un éxito respaldado por un grupo de especialistas en arte contemporáneo y forestal. El resultado es un Bosque de Oma más sostenible, integral y fiel a la visión original de Agustín Ibarrola, con dimensiones ampliadas y la recuperación de conjuntos previamente extraviados.

¿Cómo puedo visitar el Bosque de Oma?

La visita al Bosque de Oma es libre y gratuita, pero es necesaria la reserva de entrada. Deberás elegir la franja horaria en la que realizar la visita libre y atender en todo momento las normas y recomendaciones.

Visitas guiadas

Las visitas guiadas se ofrecerán sólo los sábados, a las 11:00 en castellano y a las 12:30 en euskera. Estas visitas serán para grupos de un máximo de 25 personas.

Autobuses lanzadera

Debido a las limitaciones de aparcamiento en el parking de Santimamiñe, se recomienda utilizar el servicio de lanzadera gratuito desde Gernika -Lumo(Parada-Estación) con autobuses cada hora entre las 9:00h y la 13:00h. Este servicio estará disponible el 1 de noviembre y todos los fines de semana a partir de esa fecha.


Consejos para visitar el Bosque de Oma

  • Al Bosque sólo se puede acceder caminando. La distancia desde Santimamiñe es de unos 2,8km.
  • Llevar agua, no hay fuentes en el Bosque
  • Se puede ir con perros ( atado en todo momento)

Más información

94 465 16 57

oma@bizkaia.eus

No te olvides…

  • Antes de visitar el Bosque, es imprescindible validar la entrada ( reserva previa ) en el punto de atención de Santimamiñe-Oma una hora antes de la visita reservada.

La migración del Bosque de Oma a su emplazamiento actual

El primer paso para llevar a cabo la migración fue encontrar otro bosque que tuviera las mismas características que el bosque originario sobre el que el artista plasmó su obra. Para ello, la institución foral trabajó con personal técnico forestal. Posteriormente, de la mano de un equipo multidisciplinar se analizó la ubicación concreta de cada uno de los conjuntos artísticos que componían la obra.

Primera fase

La primera fase, llevada a cabo en 2022, consistió en planificar el futuro Bosque. Se comenzó por localizar dentro del bosque los espacios más adecuados para albergar cada conjunto y se continuó con el diseño de los caminos y el mantenimiento del arbolado y los setos siguiendo criterios de sostenibilidad. A continuación, se pintaron casi la mitad de los conjuntos artísticos que conforman la obra, entre ellos los más populares como el Arco Iris de Naiel y Los Ojos.

Segunda fase

La segunda fase realizada en el año 2023 supuso el pintado del total de 34 conjuntos compuestos por más de 800 árboles.

Trato de establecer una relación entre la cultura contemporánea y la cultura milenaria de mi pueblo, que es donde están mis raíces”

Agustín Ibarrola